Blog

La Belleza

2015-03-09

La belleza de una rosa está en ser ella misma.

No tiene sentido que se transforme en un tulipán porque sea la flor preferida de quien la observa.